Algunas veces me quedo absorto

sentado en un hueco del mundo

y me vacío de mí mismo.

 

Tal levedad del ser

se me antoja insoportable

en los momentos contiguos al suceso.

 

Y sin embargo, en ese efímero instante,

en que la hebra de los eones

enhebra la aguja de mi esencia

experimento vacío y plenitud,

lo minúsculo y la inmensidad,

la alegría inmortal de la existencia.

 

Una eternidad que dura bien poco.

Mi mente ausente

se llena del mundanal ruido.

Mi corazón huido

lamenta tribulaciones y presagios.

Mi espalda exhausta

rememora cargas pasadas y futuras lesiones.

 

Aunque la rueda deba seguir girando

de vez en cuando, llegado el momento,

me refugiaré en sus radios

y usaré la llave de la ausencia

para abrir (me a)

las verdes praderas

del Todo.

 

Imagen extraída de: https://www.bhbikes.com/web/es/bh-media/actualidad-bh/la-importancia-de-las-ruedas.html

 

Anuncios

2 comentarios en “Vacío y plenitud

Los comentarios están cerrados.