Este texto es una aportación a la interesante reflexión publicada por el compañero Juan Anteriva, del blog “La voz de lo invisible”, la cual incluía estas interesantes preguntas:

“¿Por qué no vivir y dejar vivir, ser luz sin generar oscuridad?”
“¿Cómo hemos convertido no creer en dogma de fe?”

Cada uno debe poder actuar conforme a los ideales que considere respecto de su vida (siempre que respete a los demás).

Juzgar a los demás es una patología endémica de nuestra sociedad, a la cual contribuyen la falta de desarrollo de la empatía (la capacidad de ponerse en el lugar del otro, de entender su punto de vista), normalmente causada por falta de cariño durante la infancia, y la tendencia al análisis simple y dicotómico (bueno vs. malo, verdad vs. mentira, blanco o negro) en un mundo realmente complejo y con muchas perspectivas (i.e. realidad poliédrica), normalmente derivada de una falta de desarrollo del pensamiento crítico (y autocrítico).

Si aprendiésemos a aceptar que cada cuestión tiene muchas caras y que nunca las vemos todas, aprenderíamos a valorar las perspectivas diferentes a las nuestras como formas de ampliar la mirada.

No quiero decir que todas las opiniones son igual de válidas (relativismo) sino que normalmente todas encierran algo de verdad (multiperspectivismo).

 

Imagen extraída de: http://pichicola.net/fotografia-panoramica-en-vertical/

Anuncios

Un comentario en “Ampliar la mirada

Los comentarios están cerrados.