(Este tándem de reflexión y prosa poética nace como comentario a la desgarradora entrada de mi amigo Rogerescribe. Os recomiendo leerla. Aviso: puede doler…)

Que una silla esté vacía no es un problema. De hecho permite que alguien la ocupe.
El problema es cuando una silla vacía recuerda la ausencia de quién la ocupaba.
Entonces la silla, aunque sin ocupar, está llena de recuerdo.
Lo mismo pasa con el corazón.

 

La soledad ametralla con balas de ausencia. Sin embargo, toda munición se acaba…

 

Imagen extraída de: https://marygodiva.wordpress.com/2016/01/09/la-ausencia/

Anuncios

4 comentarios en “Soledad y vacío. Ausencia y dolor.

  1. “No Llueve Eternamente” como decía El Cuervo, y aunque la cicatriz siempre va a estar ahí, a veces para bien y otras veces para mal, el hilo del tiempo coserá las heridas, y eso lo digo yo 😉. Magnífico tándem de reflexión y poema.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.