Vagabundo soy

en un mundo de sombras,

de intrigas y enigmas

incomprensibles a mis ojos.

 

Llevo mis alas atadas.

No hay espacio para el brillo y la libertad

entre los pasillos negros

y los techos bajos.

Este no es mi lugar.

 

Escucho con ansia y tristeza

las historias de los mayores,

los últimos que volaron,

antes de huir de la luz

por miedo a ser ellos mismos.

 

Se acerca el tiempo de los jóvenes,

y recuperaremos lo que nos pertenece,

un cielo diáfano,

infinito

y azul.

 

Imagen extraída de: http://www.freepik.es/foto-gratis/la-luz-en-la-oscuridad_19221.htm

Anuncios